SLIDER

Visitando Bremen y sus Trotamúsicos

¿Quién no ha visto los dibujos animados de "Los Trotamúsicos" de pequeños? Para quien no lo sepa estos eran famosos por el cuento de los Hermanos Grimm en el que narra sus aventuras camino a la ciudad de Bremen, ciudad que visitamos hace ya unos meses pero de la que no habíamos tenido oportunidad de hablaros. 

Os dejamos un mapilla para los perdidos en Geografía (como yo...)



Salida desde el Aeropuerto de Girona, escogimos este puesto que Ryanair no vuela desde Barcelona hasta Bremen. Nadie nos podía llevar así que contratamos los servicios de una compañía de parking cercana al aeropuerto, Punt Central. Muy recomendable. Servicio 24h, incluye el traslado y la recogida de los clientes a las terminales y, además, a muy buen precio.

Al llegar a Bremen nos recogió una amiga que vive allí y que nos ha alojado con mucho mimo. El traslado desde el aeropuerto hasta su casa, en el centro, lo hicimos en tranvía. Los transportes públicos son básicamente el Tram y el Bus. Puedes comprar billetes individuales o un bono de 10 (que siempre sale más bien de precio). La verdad es que el precio del ticket es un poco elevado (2'35€ billete) pero si te alojas en el centro apenas lo necesitarás.

Detalles de la acogedora casa de mi amiga. Graciosa, verdad?
El escudo simboliza la llave de San Pedro. Llave que, según la Biblia, abre las puertas del cielo.


La Marktplatz es la plaza principal de la ciudad. Allí podrás encontrar el ayuntamiento y la catedral de la ciudad así como la estatua de Roland y la cámara de comercio. Todo un conjunto monumental. 




La estatua de Roland ha sido siempre un símbolo de libertad que reflejaba los derechos de la ciudad. Originalmente de madera fue quemada en 1366 y sustituida por una de piedra en 1404. Es la estatua más grande de Alemania, con 10 metros de altura. Y en el 2004 tuvo el honor de ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.



La estatua de "Los cuatro músicos de Bremen" está por toda la ciudad y siempre hay alguien dispuesto a retratarse con ellos. Como vereis en la estatua de la derecha, la estatua es de bronze y se dice que si pedimos un deseo y agarramos las patas delanteras del burro el deseo se cumplirá. Verdad o fantasía yo lo hice y pude comprobar que debido a este "rumor" estas tienen un tono distinto al resto de la estatua. 


El sábado comimos en el Coffee Corner. Una cafetería que hacía esquina y donde podías encontrar desde bagels a todo tipo de deliciosos y sanos sandwiches. El mío era de pesto, mozzarela y tomate y lo acompañé de una sabrosa soda de manzana. Es una bebida muy típica de Alemania y está riquísima! Ah! Y de postres pecado... Una cookie con chispas de chocolate blanco. Mi cara de pilla lo dice todo...

Puedes encontrar la dirección en su Facebook.
Después del gran festín nos fuimos a pasear por el barrio de Schoon, lleno de tiendecitas kukis y cafeterias monísimas.







Entre tanto dimos con este precioso rincón donde el reloj es todo un espectáculo gracias a la noria giratoria situada en la parte izquierda y su juego de campanas de la parte superior. ¡Es mágico!






Mientras paseamos encontramos este calle super estrecha donde hay que dejar pasar a uno de los extremos si no te quieres quedar encallados. Abtenerse claustrofóbicos.


Nosotras escogimos esta, peculiar por no tener ni una pieza de mobiliario igual. Además los menús están forrados con revistas "BRAVO" antiguas.




El domingo siempre es un día tranquilo. Pese a haber salido a tomar unas copas el domingo nos dimos un paseo hasta llegar al restaurante donde comimos, el VaPiano. Un italiano muy recomendable que puedes encontrar por toda Alemania donde encontrarás productos de calidad a un precio asequible. 


Un sitio precioso de visitar es el antiguo molino que ya no está en funcionamiento pero junto a las flores del jardín recrean un espacio precioso. 

Tienda de cosas de navidad que vende todo el año.

Después de recuperar fuerzas nos metimos en el centro de la ciudad y visitamos el Museo de Bremen y de camino a casa nos dimos una vuelta por la feria que visitaba la ciudad donde pude degustar todo tipo de productos alemanes como son las galletas de gengibre decoradas con frases cariñosas para regalar a aquellos que más quieres.


Hoy nos despedimos a la alemana. Tschüs!!

3 comentarios

  1. Hola Doli!
    Gracias por la buena vibra enviada en tu mensaje.
    Madre mía menudo viaje a Bremen me ha encantado todos los detalles del viaje desde que se subieron en el tranvía hasta que se bebieron toda la cerveza jejeje, no bueno al otro día habían fuerzas para visitar jardines hermosos.
    Besos feliz finde!! nunca había pensado Bremen como destino me ha gustado.

    ResponderEliminar
  2. genial el post!! menudos sitios chulos chulos, y vosotras guapísimas, se ve que lo pasasteis genial.
    besitos.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar en Ideas de CADOCA

© Ideas Cadoca • Theme by Maira G.